Piel limpia y perfecta

Para las pieles grasas, con impurezas y acné, existen remedios tradicionales, sencillos y asequibles para todo el mundo, algunos de los cuales se pueden preparar en casa cómodamente y resultan muy eficaces en la lucha contra este molesto problema.

Teniendo en cuenta que el acné es una enfermedad, éstos no están pensados ​​como un sustituto del tratamiento médico, sino como un valioso apoyo y complemento a cualquier cura.
1.- Se necesita mantener la piel limpia, esto limitará la formación de puntos negros y ayudará a la eficacia los tratamientos específicos (dermatológicos, fitoterapéuticos o cosméticos).

2.- Para secarse se recomienda usar sólo toallitas desechables de papel no tratado.
3.- Como complemento de la limpieza, aplicar con un algodón agua de rosas pura o con agua de hamamelis, de propiedades refrescantes, astringentes y calmantes.

4.- Una vez a la semana se recomienda realizar un tratamiento exfoliante facial suave para eliminar las células muertas favoreciendo la limpieza de los poros y mejorando la eficacia de los tratamientos posteriores.

5.- No apretar las espinillas y los puntos negros.

6.- Adopta una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, pescado, yogur, para mantener los intestinos funcionando bien y favorecer la eliminación de toxinas. Evite el exceso de carbohidratos, carnes y quesos, y beber mucha agua e infusiones depurativas.

7.- Evite el exceso de exposición al sol y use bloqueador a diario.