Manchas en la piel

Las manchas oscuras de la piel se deben a un aumento de la producción de melanina, estimulada por la exposición al sol en ciertas condiciones fisiológicas. Estas son las causas y las soluciones para una piel homogénea y sana. 

El verano ha terminado y su maravilloso sol está en nuestra mente y en nuestra piel. El inicio de la temporada de otoño viene acompañado por los gratos recuerdos de las vacaciones, pero algunos de nosotros pueden haber traído consigo algún otro recuerdo, no tan desead, las manchas oscuras en la piel.

La exposición al sol nos hace más bellas, sin embargo, si se toma por períodos prolongados o sin control, puede producir cambios en la pigmentación de la piel.

¿Cómo solucionarlo?
En primer lugar, las manchas son causadas principalmente por los rayos UVA, por lo que es importante utilizar siempre una protección solar alta o que contenga filtros específicos para los rayos UVA, o mejor incluso, filtros físicos (como el dióxido de titanio), con efecto barrera. La protección se debe utilizar tanto en verano como en invierno.

Es bueno escoger una dieta rica en frutas y verduras con muchos colores: verde, amarillo, naranja, rojo, púrpura, es decir, los colores de los antioxidantes naturales, que protegen la piel y la hacen más resistente al sol.

Se debe evitar el peelings químicos y láser, que sí, aclaran las áreas tratadas, pero también pueden agredir excesivamente la piel, y ésta puede reaccionar manchándose aún más.

En Elicina aconsejamos utilizar cosméticos libres de perfumes y capaz de exfoliar suavemente la piel, al mismo tiempo que, gradualmente, la regeneran y la nutren. La liena de productos Elicina e es un ejemplo excelente.

Las sustancias biodisponibles que contienen los productos Elicina, actúan en nuestra piel en sincronía: el ácido glicólico, en un pequeño porcentaje tiene una ligera acción exfoliante que elimina las células muertas de la piel sin dañar las capas cutáneas. El colágeno y la elastina tienen un poder nutritivo y protector que, unido a la capacidad antioxidante de las vitaminas y calmante de la alantoína, contribuye a tener una piel más firme y saludable. Los mucopolisacáridos, finalmente, con su capacidad de «atrapar» el agua, permiten una hidratación continua, que favorece las funciones fisiológicas naturales de la epidermis.
La aplicación de Elicina, mañana y noche durante un mínimo de dos meses, nos da una piel regenerada y de color uniforme.

 

 

Dra. Diana Malcangi
Cosmetóloga Química